sábado, 28 de mayo de 2011

The line, friday night.


(7 de Mayo de 2011)

Es viernes, estoy en casa, y no me importa.
Yo me quise quedar pero ahora que lo pienso... lo estoy pensando... eso... el problema es ese... estoy pensando...
¿Y cómo hacer para que mi cabeza se detenga?
Me dijo él, hace muchos años atrás: "no hay que pensar tanto, hace mal" A medida que pasa el tiempo le voy dando la razón, lo contradigo con fuerzas, y vuelvo a pensar que estaba en lo cierto. No sin negarlo otra vez.
No es cómo una máquina pero de alguna forma así es mi representación mental: engranajes volando por todos lados, a una velocidad desgastante, corrompiendo sensaciones, reprimiendo acciones, manipulando la realidad.
¿Cuál es la linea? ¿Dónde se cruza? ¿Quién la define?
Un escalofrío recorre mi cuero cabelludo y atraviesa mi espalda. Hay un enganche que falta... ¿Un jugador fuera de lugar? ¿Un tornillo perdido?
El resultado: una distancia, muchas a la vez. Realmente una sola.
Es viernes a la noche, estoy en casa, y no estoy drogada.

2 comentarios:

Us dijo...

Perfect! No lo hubiera sabido teclear como lo has hecho. Es duro pensar demasiado y ser consciente de que lo haces y de que quizas te hallas pasado la salida...

Marcia dijo...

"manipulando la realidad." Genial la expresión. El placer de manipular las acciones que a veces se escapa de las manos... y queda? no sé, algo. Pero quizás, así, volando alto, uno re-defina la meta, y pueda llegar con más convicción.a dónde? y..quién sabe? Pero tarde o temprano se va a llegar. Y aunque "cambia, todo cambia", el camino está, y la transformación es real.

Es muy interesante lo que escribiste!Y quizás lo interpreté para otro lado, pero llevó a pensar! mmmmmmmmmmmm
Abrazo grande!

Publicar un comentario